Los vinos del 2011 de Argentina
Por Patricio Tapia

Este año he visitado muchas argentinas.  Realidades del vino opuestas, mostrando distancias casi insalvables, inimaginables.  Qué tiene que ver el trabajo de Darío González, en Chubut (foto 1), cerca de dos mil kilómetros al sur de Mendoza, con el de Carmelo Patti, en Luján de Cuyo? Nada. O mucho. O todo.

Todo, sin duda. Ambos, a su manera, están buscando una nueva argentina, pero nueva de verdad, no la que se han inventado, aunque inventarse realidades no tiene nada de malo, excepto cuando de despedazan ante los acontecimientos, como edificios viejos. Pero no es a lo que me refiero. A lo que me refiero es a esta lista. Los vinos que, pienso, hoy le están cambiando la cara a Argentina, los que dicen algo más que “mercado”, o “madera” o “puntos” o “sangría” o nuevamente “mercado”.  Una lista nada más, claro. Un punto de vista personal, como casi todo en el vino.

Patagonian Wines
Piedra Parada Merlot Pinot Noir 2007

La primera vez que probé el proyecto de don Bernardo Weinert en El Hoyo, Chubut, fue hacia 2003. Un pinot noir que me encantó, y no porque fuera impresionantemente bueno, sino que por los caminos que podría abrir. Hoy el proyecto de Weinert sigue un camino tortuoso en una zona donde la viticultura es compleja. Le he pedido comprar uvas a Darío González para vinificarlas en Mendoza, con amigos, y su respuesta no ha podido ser definitiva, porque la naturaleza no se lo permite. Los rendimientos son tan bajos, que la seguridad comercial aún no llega. Ojalá que llegue y que se instalé por fin para dar vida a esa zona profunda, en donde la naturaleza parece haber hecho lo que ha querido con el paisaje, llenándolo de un dramatismo que sobrecoge. Montañas como monstruos. Y ahí está el Piedra Parada Merlot Pinot Noir 2007 que, más allá de lo extraño de la combinación –otra vez la escasez dictando lo que se debe hacer- es un tinto jugoso, herbal, lleno de sabores a frutas rojas ácidas y con una textura que parece hecha para chorizo. Una muestra de potencial que no tiene madera, que se cría en tanques de cemento. Y que se hace cuando se puede.

Cecchin
Malbec Sin Sulfitos 2011

Jugar en los límites tiene sus riesgos. Jugar a los que no sulfitan es como jugar al poker, aunque el buen jugador de poker tiene dos convicciones:  sabe que es probable que no gane, pero de seguro que no pierde. Cecchin lo hace. Y a veces pierde, pero cuando lo logra, como algunas partidas de este malbec de verdad, sin sulfitos, sin barreras, sin nada más que la fruta fresca, tensa, viva de sus malbec de Maipú mostrándose radiantes en la copa, uno se da cuenta de que sí es posible, de que es verdad eso de que el malbec es una delicia, que es verdad que te atrapa, que no son los paquetes turísticos ni la Cordillera de Los Andes lo que te hace volver a Mendoza, sino que es este malbec, esta clase de malbec. Pureza. Nada más que eso.

Zorzal
Malbec 2011

Aunque fue destacado en el Descorchados 2012, la verdad es que este vino merecía más que los 90 puntos que le puse. Merecía 357 puntos o quizás 432. Y no por lo que es, sino por lo que representa. Gualtallary es hoy la tierra prometida del tinto en Argentina, la tierra de los suelos calcáreos que dan vinos con la austeridad de las iglesias románicas. Y en esta pequeña sencillez de los hermanos Michelini (foto 2) en el Valle de Uco hay eso, pero se debe escarbar para encontrarlo. Hay que pasar por los tonos afrutados, por las especias y por las hierbas y luego allí está, esa base hecha de piedras calizas que sabe a tiza o a lo que ustedes quieran. Bebedores de mermeladas pasadas de madurez y sobre extraídas, por favor, abstenerse de éste.

Carmelo Patti
Malbec 2007

Carmelo (foto 3) es un hombre de convicciones, un tipo que sabe hacia donde quiere ir y que también entiende que, a veces,  escoger un camino hace que los demás quieran que te tropieces. El camino de Carmelo es la sutileza, la elegancia, la pureza del malbec como cepa que envejece, que necesita botella, que necesita madera (vieja, joven o como sea, pero bien usada) y que también eso de los taninos dulces, de los aromas a violetas  es cierto y habla de una cepa que no puede ni debe ser un monstruo, no debe ponerse tetas y culo y botox en los labios. Carmelo lo sabe y va hacia allá, aunque a veces tenga que vender el auto para llegar más rápido o, mejor, para llegar cuando quiere. Por ningún motivo hay que perderse los vinos de Carmelo Patti, por mucho que no sepan a nada que se ofrezca en los catálogos de turismo mendocinos.

Allamand
Malbec 2010

Y otro malbec, para terminar. Esta vez un malbec excepcional, fuera de serie, jugoso, terroso, jugado por los sabores cuasi cárnicos, un tinto que viene de Vista Flores, y que, en sus mejores botellas, es una pequeña delicia de frescor, como si la acidez tuviera filo. Cristián “el mudo” Allamand es un tipo serio, calmo. El está detrás de este malbec de antología que apenas cuesta 50 pesos argentinos (algo así como $6.000 chilenos) pero que ofrece mucho más de lo que muchos pueden ofrecer, y eso sin traicionar nada, mostrando pureza y territorio como pocos. Este vino casi gana el descorchados. Estuvo así de ganar. Si no hubiera sido por el maestro Patti, hoy este Allamand Malbec 2010 sería el mejor vino de Argentina, aunque claro que desde este lado de la moneda. Un vino para el asado. Para que la sangre de la carne te escurra por los dedos mientras te la comes con las manos, directa de la parrilla, con la copa en la otra, feliz porque aún hay morcillas esperando que también están hechas para este vino. Y no al revés.

 


  1. RUMBOVINO says:

    Aplausos Patricio! Son las 13,32 horas en la querida Argentina y estamos a 32º pero tu relato es tan fresco que no podemos esperar hasta la noche para prender el fuego! Un placer. Felicidades

  2. Oldemar Benito Cortàzar says:

    ¿Y los Benegas?

    Me dijeron que son como los de Patti.

    Felices Fiestas!

  3. Samir says:

    Hola Sr. Patricio.
    Felices Fiestas. Vai ver a película La Delgada Línea Roja, de Malick? Estes vinhos seguem um caminho interessante. Os vinhos da patagônia (Chacra e Noêmia) seguem este mesmo caminho?
    Saludos!!! Samir.

  4. Samir says:

    Tributo a George Harrison – My Sweet Lord – Na guitarra acústica – Eric Clapton, na guitarra elétrica, o filho de George Harrison -Dhani Harrison, na segunda guitarra elétrica – Tom Petty, no piano – Paul McCartney, na primeira bateria – Ringo Star, na segunda bateria – Phil Collins, no piano e primeira voz – Billy Preston, entre as vocalistas – Linda Eastman (ex-esposa de Paul McCartney, já falecida), também presentes – Bob Dylan, Ravi Shankar, Jethro Tull e o grupo “The Cream”, de Eric Clapton.
    http://www.youtube.com/watch?v=Nbl7lXCPdwo

  5. Editor says:

    Hola Samir! Y muchas felicidades. Esta vez no fue la delgada Línea Roja, sino que El Arbol de la Vida lo que vi o, más bien, he estado viendo en los últimos días. La Delgada… sigue siendo mi película favorita de Malick. Respondiendo a tu pregunta, yo creo que Chacra y Noemia van por otro camino en una zona que es mucho menos radical (en cuanto a clima) que Chubut. Ambos, me parece a mí, son de un estilo más internacional. Saludos!

  6. Te escribo desde Colombia. Dificil poder apreciar los vinos referenciados pues no llegan ( Por el momento ) a estas latitudes. Sin embargo, me gustaria conocer tu opion referente a los vinos de La Celia en Uco y Las Moras en San Juan.
    ahh. Tu editor deberia considerar la distribucion de la guia en nuestro pais. yo creo, que estamos “Maduritos” en materia de vinos para que se nos tenga en cuenta. Un saludo Eno-Cafetero

  7. Giorgio Benedetti says:

    No. hay más vinos que te romperían la cabeza. Esta tuya es una lista muy escueta. Créeme.